enercon induction sealing systems

Conocimientos Básicos Acerca del Sellado por Inducción

El sellado por inducción ha estado rodeado por un aura de misterio desde su introducción al mercado a mediados de los años 60, pero en realidad es un proceso muy fácil de comprender. Es un proceso de calentamiento sin contacto que suelda una lámina de aluminio (foil), a la cual se la conoce comúnmente como sello interior, a la boca de un envase. El proceso de sellado tiene lugar luego de haberse completado los pasos llenado y tapado de los envases. Estos últimos, una vez que han sido tapados, simplemente pasan por debajo de un equipo de sellado por inducción que se encontrará montado sobre la cinta transportadora. Este procedimiento, ha sido reconocido como un medio efectivo de evidencia de adulteración de envases.

El sistema básico posee dos componentes principales: la fuente de potencia y el cabezal de sellado. La fuente de potencia es un generador eléctrico que opera a frecuencias de medias a altas. El cabezal de sellado consiste en una caja plastica, la cual alberga un espiral conductor. Cuando este cabezal se activa (al encender la fuente de potencia) el cabezal produce una corriente electromagnetica, llamada Corriente Parásita de Foucault . Una vez que han sido tapados, los envases ingresan en esta corrriente electromagnética, el aluminio del sello interior genera una resistencia eléctrica, calentando el aluminio. Dicho calentamiento hace que la capa de polímero se derrita sobre el sello interior. El calentamiento, asociado a la presión que ejerce la tapa sobre el sello, provoca que el sello interior se adhiera a la boca del envase. El resultado que se obtiene es un sello hermético.

La fuerza de la fuente de potencia depende del tamaño de la tapa y de la velocidad de la línea de producción, mientras que el diseño del cabezal de sellado depende de la aplicación. Los dos modelos de cabezales de sellado más comunes son: el plano y el tipo túnel. El cabezal plano dispersa el campo magnético a lo ancho, lo cual le permitirá a usted sellar un area más extensa. El cabezal tipo túnel concentra el campo magnético en los bordes y sobre la tapa. Este último proporciona un campo electromagnético más uniforme y, por consiguiente, un sellado más consistente.

El sello que usted elija también depende de la aplicación, existen varias combinaciones de materiales para sellos, incluyendo algunos con respaldo de espuma y otros con respaldo de cartón. Esto sellos también pueden llevar impreso el logo del cliente, marcas u otros mensajes tales como “sellado para preservar la frescura del producto”. En aquellos casos en que el sello conste de dos piezas, el aluminio recalentado derretirá también la capa de cera. Esta última será absorbida dentro del respaldo de cartón del sello, separándolo así de dicho respaldo. Exiten sellos tan fuertes que deben ser destruídos a la hora de abrirlos, los mismos se utilizan para aquellas aplicaciones en cuales resultara necesario. Por el contrario, existen otros que pueden quitarse muy fácilmente. Para establecer cual de estos sellos es el más apropiado se deberan tener en cuenta muchas variables. A fin de encontrar el sello más apropiado para usted, le recomendamos consultar, ya sea con su proveedor de tapas o con los fabricantes de sellos.

Los envases mas fáciles de sellar son aquellos que poseen tapas screw-on plastic ya que otras aplicaciones puedentomar un poco mas de trabajo. Tambien es posible sellar envases de vidrio y sellarlos con tapas de metal, pero ambas aplicaciones presentan desafíos. Las bocas de los envases de vidrio deben ser tratadas con anterioridad, aunque técnicamente sea posible el sellado por inducción con una tapa metálica, este tipo de sellado requiere más consideraciones. El sistema de sellado por inducción calentará tanto al sello como a la tapa de metal, la cual permanecerá caliente por un tiempo y esto puede llegar a ocasionar problemas de seguridad. De hecho, las tapas de metal calientes pueden llegar a derretir las hebras plásticas del envase.

Lo Nuevo

Las selladoras inductivas generan calor y los fabricantes tradicionalmente las han refrigerado con agua. Sin embargo, en los últimos quince años, la refrigeración por aire ha ido ganando terreno en lo concerniente a mejoras en la tecnología de las fuentes de potencia.

Hoy en día, las fuentes de potencia refrigeradas por aire son capaces de operar a velocidades a las cuales años atrás sólo se podía trabajar con aquellas refrigeradas por agua. Además, los sistemas refrigeradaos por aire, son más económicos que aquellos refrigerados por agua y no requieren del mantenimiento que estos últimos necesitan.  Refrigerado por aire, nuestra selladora de tapas es más eficiente que las primeras ya que enciende al instante, opera a velocidades más elevadas, requiere menor mantenimiento y consume menos energía eléctrica.

Como elegir el equipo de sellado adecuado

Existen tres factores que usted debe considerar en el momento de elegir un equipo selladora de tapas. Estos son: el tipo y tamaño de la tapa y la velocidad de la línea de producción. También debería considerar el tipo y la composición del envase, el tipo de material del sello y las propiedades del producto. Tal como se ha mencionado anteriormente, los envases plásticos con tapas plásticas son más fáciles de sellar.

Mucha gente cree equivocadamente que existe relación entre el rango de kilowatt de la fuente de potencia y su capacidad de sellado. Si bien es cierto que generalmente a mayor rango de kilowatt más poderoso es el equipo, más kilowatts no significará un mayor rango de sellado. El rango de kilowatt es sólo parte de la ecuación. El verdadero secreto para crear sellos consistentes, eficaces y rápidos es la energía eléctrica que se transfiere desde la fuente de potencia hacia el cabezal de sellado.

No todos los cabezales de sellado están hechos de la misma forma, y, tanto el diseño como el espiral de cada uno de ellos es tanto un arte como una ciencia. Si no se cuenta con el diseño de espiral adecuado, incrementar la potencia solamente lo llevará a desperdiciar energía eléctrica, pues no mejorará significativamente la calidad o el rango de sellado.

Los fabricantes que gozan de buena reputación en el mercado, pondrán énfasis en el desarrollo y en la eficacia del equipo más que en los rangos de kilowatts. Hemos visto muchas selladoras de tapas con rangos de uno o dos kilowatts que superan a equipos con mayores rangos de kilowatts. No se deje engañar por aquel proveedor que le diga que más kilowatts le proporcionarán un sellado mejor. Esto sencillamente no es verdad.